El deporte es una actividad que cada vez practican más personas. Sin embargo, es importante tener cuidado para evitar lesiones. En nuestra clínica de fisioterapia de Atocha (Madrid) hemos tratado a muchas personas con diferentes dolencias. En ocasiones, estas se producen por una mala práctica. Y otras son, simplemente por mala suerte. Uno de los problemas que tratamos es el esguince de tobillo. No es una de las lesiones más graves pero que requieren un cierto tratamiento para su recuperación rápida y en condiciones. Por eso en esta entrada te vamos a ofrecer algunos consejos para que puedas recuperarte perfectamente.

En primer lugar, lo fundamental es el reposo. Debes dejar tu extremidad elevada para facilitar el drenaje del edema en la zona y que el pie no se hinche.

El frío es muy buena ayuda para los esguinces. Aplicar frío te ayudará a disminuir la inflamación, el dolor y, lo más importante, el tiempo de recuperación. Puedes aplicar 10 minutos cada 2 o 4 horas durante los primeros 3 días.

La inmovilización también es importante, aunque dependerá del grado del esguince. Puede ser suficiente con una venda o puede necesitar un yeso en un caso más grave.

No obstante, en caso de que hayas sufrido un esguince o simplemente como medida para ayudarte a recuperar si haces un entrenamiento frecuente, te recomendamos que acudas cada cierto tiempo a una clínica de fisioterapia y en Atocha (Madrid) puedes ponerte en manos de nuestro equipo.

En la Clínica Puerta Bonita contamos con amplia experiencia en el tratamiento de diferentes dolencias derivadas de la práctica deportiva.