Los pies son una parte del cuerpo tan importante como delicada, pues sin darnos cuenta es la más maltratamos y la que más penurias soporta. Por eso, desde nuestra clínica podológica en Atocha, Madrid te damos algunos consejos prácticos para tener unos pies saludables.

Lo primero que hay que hacer es tener en cuenta la higiene de tus pies. Aséalos a diario, desde la planta hasta el tobillo, y no te olvides del espacio entre los dedos. Haz esto cada día en la ducha y después sécalos bien. La humedad, sobre todo entre los dedos, es el primer paso para que nos salgan hongos. 

Algo que siempre recomendamos en nuestra clínica podológica en Atocha, Madrid es la hidratación de los pies, pues tiene muchos beneficios. Después de lavarlos es conveniente aplicar alguna crema. Con ellas prevendremos grietas y piel seca. Mientras te aplicas la crema, aprovecha y masajéalos. Esto favorecerá la circulación y la destensión de los músculos.

Respecto a la pedicura, asegúrate de tener siempre las uñas cortas y presta atención a la dirección que toman. Deben crecer rectas porque de lo contrario pueden ocasionar dolores y problemas. 

El calzado suele ser uno de los peores enemigos de los pies. Por eso nunca antepongas estética a comodidad. Tus zapatos tienen que adecuarse a la anchura de tus pies y tienen que ser transpirables. Es recomendable usar calzado con planta acolchada.

En resumen, la buena salud de tus pies depende en gran parte de ti y de cómo los trates. Si aun así padeces algún problema podológico te aconsejamos que vengas  a la Clínica Puerta Bonita, donde haremos de la salud de tus pies nuestra principal preocupación.